Primera jornada de gastro-senderismo

MONASTERIO SANTO ESPÍRITU-MONTE PICAYO

PINCHA AQUI PARA VER LAS FOTOS
Creo que todos hemos quedado contentos, con el día que ha salido, con la escasa dificultad de la excursión (excepto alguna bajada) y con la buena comida con que nos hemos premiado. Adjuntamos el mapa del recorrido realizado. Han sido 13 km, con un desnivel acumulado de unos 430 m. Esperamos que los que han fallado se “piquen” y se apunten a la próxima.Lo hemos pasado muy bien

mapa-s-spirit-picaio

Anuncios

Semana Santa 2016 – Poemas para la Reflexión

DOMINGO DE RAMOS

DOMINGO RAMOS

 

 

 

 

 

 

 

 

¡OIGAN! ¡YA VIENE!
¡Oigan!
Escuchen la voz que llega desde lejos.
¿No es el viento que trae el eco de una noticia?
Afinemos los oídos y estemos atentos.
¡Ya Viene!
Se escucha entre la gente
¿De quién están hablando?
¿Por qué tanta algarabía?
¡Oigan!
Abran paso, miren allá, a lo lejos.
¿No es Jesús el que está llegando?
¡Y montado en un burrito!
¡Ya viene!
Gritan varias mujeres.
Atentas a lo que sucede, buscando ramas,
alzando niños, riendo alegres.
¡Oigan!
Queremos verlo. ¿Hablará de algo?
Dejen que ande entre nosotros
y sintamos salvación de sus palabras.
¡Oigan! Escuchen… ¡Jesús ya viene!
Su vida, su amor, su paz se queda con nosotros…
¡Hosanna! ¡Hosanna! ¡Aleluya!
Virginia Mínico.

JUEVES SANTO

JUEVES SANTO

 

 

 

 

 

 

 

 

UN MANDAMIENTO NUEVO
Sobre el Evangelio de San Juan, capítulo XIII
(Emma-Margarita R. A.-Valdés)
Es la hora del olivo y de la vid,
de sembrar la semilla
y morir en la tierra para el fruto
de cosecha divina.
Jesús reveló al Padre con sus obras,
el Padre al Hijo así le glorifica.
Es la cena ritual su testamento.
La celebra en unión con sus discípulos.
Jesús se quita el manto, se ciñe una toalla,
echa agua en un lebrillo,
les va a lavar los pies,
como signo de amor y sacrificio.
Pedro le dice que no le lavará.
Él responde, para el banquete místico,
sacramento de Dios,
serán puros el cuerpo y el espíritu.
El lavatorio es símbolo de purificación,
y ejemplo del servicio.
Jesús, triste y turbado, anuncia
que uno de ellos se alzará para ser un traidor.
Y todos se preguntan quien le iba a delatar.
El poder del infierno
lleva a Judas a aciaga oscuridad.
Jesús les dicta un mandamiento nuevo,
que se amen unos a otros,
igual que Él les ha amado.
Auténtica señal será el amor,
así conocerán que son sus afiliados.
Ahora no pueden ir a dónde Él va.
Pedro desea seguirle hasta el ocaso,
a continuar unido a su Maestro,
a dar su vida, si es lo necesario.
Jesús dice le negará tres veces
antes que cante el gallo.

VIERNES SANTO

VIERNES SANTO

 

 

 

 

 

 

 

A JESÚS CRUCIFICADO
A vos corriendo voy,
brazos sagrados,
en la cruz sacrosanta descubiertos,
que para recibirme estáis abiertos,
y para no castigarme estáis clavados.
A vos, divinos ojos eclipsados,
de tanta sangre y lágrimas cubiertos,
que para perdonarme estáis despiertos
y para no confundirme estáis cerrados.
A vos, clavados pies para no huirme;
a vos, cabeza baja, por llamarme;
a vos, sangre vertida para ungirme;
a vos, costado abierto quiero unirme;
a vos, clavos preciosos quiero atarme
con ligadura dulce, estable, firme.
(Juan M. García T., poeta colombiano)

 

SABADO DE GLORIA

EMAUS

 

 

 

 

 

 

 

 

CAMINANDO A EMAÚS
Caminando a Emaús, yo te añoraba.
Te añoraba, Señor,
por los inmensos ojos de los niños famélicos,
por las grietas resecas de los pechos vacíos,
por los cuerpos agónicos, deformes,
de un mundo numerado
con índices de lujo y de riqueza.
Te añoraba, Señor,
por las guerras inútiles de los pueblos incultos,
por los fríos cadáveres que amontona el poder,
por los gritos del hombre contra el cielo,
ahuyentando a los pájaros
de la espiga granada bajo el sol.
Te añoraba, Señor,
por las esquinas grises de las grandes ciudades,
por las cárceles tétricas del amor marginado,
por las torres del culto a la opulencia,
ajenas a las manos
que gimen por migajas de su pan.
Te he encontrado, Señor,
en los ojos inmensos de los niños famélicos,
en los pechos calientes de madres dolorosas,
en la humana hermandad que brota de la Cruz,
que nos redime y salva
para alcanzar la gloria de tu Reino.
Caminando a Emaús yo te he encontrado.
Emma Margarita R.A.-Valdés

DOMINGO RESURRECCION

Ascensión al Monduber

MONTDUBER01 MONTDUBER12 MONTDUBER30Este año hemos comenzado con renovados ímpetus y la intención de realizar, al menos, una excursión programada por mes. Para abrir boca, una vez liquidadas las sobras de turrón y dulces navideños, nos propusimos subir a la cima del Monduver.Quedamos como siempre en la puerta de la “Parro”, pero algo más tarde, para complacer la pereza de quienes siempre esperan la llegada del domingo para dormir un poco más. Todos fuimos bastante puntuales y a poco más de las 8,30h ya estábamos de viaje hacia Gandía y Barx.  El comienzo de la excursión era desde el Centro de Interpretación de la Cueva del Parapalló, pero acabamos en el pueblo y dejamos un coche allí para evitarnos retroceder andando un par de kilómetros largos para recogerlos.Sobre las 10h empezamos la caminata por una cómoda pista en ascensión, que abandonamos justo cuando giraba a la derecha en descenso. Ya estábamos cerca del collado de Rafela, junto a la peña Negra, al que se asciende por una senda más empinada. En el collado se abre una preciosa vista hacia el litoral entre las playas de Tavernes y Gandía, y con ese fondo, nos sentamos a almorzar, en un lugar soleado y resguardado del molesto aire frío que soplaba. Cada uno compartió alguna cosa, pero como siempre, la estrella fue a los postres, con el bizcocho de chocolate de Sacri. Reanudamos la marcha por una senda exigente y en continua subida, con algún puñetero escalón, que, aun tomándolo con calma, hizo mella en más de uno. Hasta Roco, el perro, pasó alguna dificultad. De todas formas, era obligado hacer de vez en cuando un descanso, para admirar el bonito paisaje, que a medida que tomábamos altura se iba descubriendo, con una vista integral de todo el golfo de Valencia.
Alcanzados los 827m de altitud de la cima del Monduver, plagada de antenas y tras localizar algunos hitos geográficos de la amplia vista, iniciamos el descenso por la pista hormigonada que facilita el acceso a los vehículos de mantenimiento de las instalaciones, hasta el collado de Les Bigues, por donde la pista toma la ladera sur, para descender hasta la carretera de La Drova. Nosotros teníamos que continuar más o menos cresteando, pero aquellos que habían sufrido más en la subida, decidieron bajar por la pista, acortando así el recorrido. Eran ya las 13h y quedaba más de la mitad del recorrido.
La ruta estaba bien marcada pero la pintura un poco descolorida, aun así, no había mayor problema en seguirla, ayudados de algunos postes indicadores y del GPS. El piso era bastante pedregoso, con roca lapiaz cortante, debido a la erosión, pero las vistas eran preciosas, a uno y otro lado de la montaña, disfrutando largo rato de ellas, por circular casi siempre por la propia cresta.
Más adelante nos asomamos por el Forat de La Drova, una ventana colgada del precipicio, con bonitas vistas. Luego tuvimos la oportunidad de subir al pico Penyalba (772m), pero lo avanzado de la hora nos aconsejó no hacerlo, rodeándolo por la ladera norte, aun así, pasamos por las cimas de El Puntal de la Font Nova y de Les Aligues, ambas de menor entidad. Cuando nos asomamos al valle de Barx, se iniciaba el vertiginoso descenso final, pasando en las primeras revueltas por la Cueva de la Galera, que es un gran abrigo, que no parece tener mucha profundidad.
Ya en la parte más baja, la senda se dulcifica y finalmente desemboca en la carretera a pocos metros de Barx, dirigiéndonos sin dudar al restaurante donde nos esperaban hambrientos los que acortaron la etapa. Terminamos sobre las 15,30h y dimos buena cuenta de la comida y sobre todo, de la bebida.
Un día excelente, en un principio algo fresco por el viento, pero al final casi veraniego con temperaturas rondando los 20º en pleno invierno. Los expedicionarios quedaron encantados, aunque con agujetas, pero con ganas de volver a salir.
PARA VER LAS FOTOS DE LA JORNADA PINCHA AQUÍ 

 

Adios a nuestro párroco Antonio – Las lágrimas derramadas eran un 10% agua y un 90% cariño y fraternidad.

PINCHA AQUI PARA VER LAS FOTOS DE LA DESPEDIDA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos de la Misa de despedida de P. Antonio con Caminando juntos (4) Fotos de la Misa de despedida de P. Antonio con Caminando juntos (17)Tras dos años de conducir pastoralmente esta comunidad parroquial de San Pedro Pascual, a nuestro párroco Antonio Fernández Cano no se le ha ocurrido otra cosa que decirnos “adiós”, o sea, que se va. El domingo 31 de Enero lo despidieron niños y familias en la misa de 11,30, misa en la que disfrutaba él y sonreían los niños y disfrutaban los adolescentes y jóvenes de “Caminando juntos”, con sus celebraciones, cantos, diapositivas, ocurrencias y movimientos cadenciosos al ritmo de la música. Las lágrimas derramadas eran un 10% agua y un 90% cariño y fraternidad. Luego, a las 12,30, sin tiempo para reponerse del todo, tocó el turno a los mayores. Más cantos, más lágrimas y pañuelos y un saco de corazones que peligraban romperse mientras se prodigaban los abrazos y achuchones, tantos que no cabían en la hermosa maleta que la comunidad parroquial le regaló para sus viajes. Pudimos disfrutar de un agradable vídeo dedicado a nuestro párroco Antonio, amenizado con dos canciones muy apropiadas para el momento. Le espera Mallorca, el santuario de Lluc, donde continuará ejerciendo de misionero mientras tratará de sustituir la deliciosa horchata valenciana por la ensaimada mallorquina y el “tumbet”. Que los Sagrados Corazones te ayuden en tu vida de entrega misionera.
JE

Relevo de sonrisas

Toca relevo en nuestra Parroquia.

No conocí la sonrisa del P. Pericás – no estaba yo todavía en esta Parroquia – pero sí la sonrisa bonachona del P. Guillermo, el tío-abuelo de todas nuestra familias. El isleño – de Mallorca y Cuba- que, sin querer, nos daba lecciones de teología y terminó  su peregrinaje mirando hacia Valencia, a través de la ventana de su habitación-estudio, por encima de la sierra de Tramuntana.

Hemos conocido la sonrisa del P. Daniel, aparentemente enigmática, de tan pacífica, disimulando el dolor físico, pero rebosante de bondad.

Hemos conocido la sonrisa del P. Emilio, inquieta, a veces oculta tras una guitarra. Esa sonrisa, que hasta las plantas reconocían y devolvían en forma de flores, y que ahora tiene que prodigarse por varios continentes mientras hace frente a los problemas más inesperados con los recursos más limitados que pudiéramos imaginar.

Y la recia sonrisa del P. Javier, recia por navarra y por haberse curtido en la Patagonia, el guardaespaldas de los párrocos viajeros, siempre al alcance de nuestras necesidades y nuestras dudas. Siga, P. Javier, la sonrisa no se jubila.

Ahora toca relevo.

Se embarca hacia el Lluch la sonrisa del P. Antonio, frecuente, cibernética, insistente a través de las redes sociales, que interpela, sugiere, pide y consigue. Que nos ha sabido a poco.

Y nos queda la eterna, permanente sonrisa del P. Dominique. No es una incógnita, no es una promesa, es una realidad que ya hemos podido comprobar todos. Dicen que habla muy bien, con una entonación que ayuda a que la palabra penetre en el espíritu pero, sobre todo, sonríe siempre.

Y, sin ninguna duda, la sonrisa es Misionera y vehículo de Misericordia.

Tras el encuentro de Taizé

P1210439 P1210502Tras las despedidas, las fotos, los emails, los whatsapp, ….. quedan los sentimientos y las vivencias que han supuesto en cada uno de nosotros el encuentro de Taizé en Valencia, en nuestra parroquia o en nuestros hogares para aquellos que acogimos a jóvenes peregrinos.
Está claro que el encuentro ha supuesto una dinamización a nivel diocesano. Ha supuesto que se creen lazos de unión entre los feligreses y los párrocos, que se conozca un nuevo estilo de oración, para muchos desconocido a pesar de los muchos años que la comunidad de Taizé lleva proclamando su apuesta por el ecumenismo entre los cristianos. Ha supuesto una vitalización de muchas historias de fe “aletargadas” por la rutina y la soledad. Ha supuesto una vivencia alegre y profunda para los ya comprometidos en las parroquias y para los no tan comprometidos. Y también ha supuesto una gran experiencia abrir los hogares de forma total y gratuita a desconocidos que, con tan sólo cuatro días de convivencia, los llevamos en nuestros corazones.
De todo lo vivido, me quedo con la vivencia de cómo una fe común es suficiente para que se produzca un encuentro abierto, de corazón, entre desconocidos. ¿Abriríamos nuestros hogares, lo más íntimo que tenemos, a completos desconocidos? ¿dormiríamos tranquilos sabiendo que en la habitación de al lado hay personas que hasta hace unas horas no conocíamos? ¿compartiríamos nuestra mesa, así, sin más …?
Todo esto me demuestra que cuando, en lugar de la fraternidad y el amor, anida el pecado en nuestros corazones surgen los miedos, la desconfianza, en definitiva el egoísmo y el rechazo al prójimo. Sin embargo he vivido cómo la fe en Jesús rompe barreras, crea lazos de hermandad y hace aflorar la apertura al prójimo. He sentido el espíritu de Pentecostés viendo cómo las personas nos entendemos a pesar de hablar idiomas distintos. He revivido las comunidades de los primeros apóstoles reunidos en torno a la oración. He recordado el milagro de la multiplicación de los panes y los peces donde cientos de seguidores de Jesús, venidos de lejos, exhaustos y hambrientos, compartían los escasos alimentos hasta acabar saciados,…. qué más puedo decir!!!
Gracias a la comunidad de San Pedro Pascual que, con su trabajo y ánimo, han hecho posible este encuentro en nuestra Parroquia; gracias por estar abierta a los peregrinos y por su total disponibilidad y doy gracias a Dios por el regalo que estas Navidades hemos podido vivir en nuestra ciudad y, sobre todo, en nuestros hogares.
Enrique Vela

Comienzan los actos navideños

2015 catequesis Navidad1 2015 catequesis Navidad6 2015 Misa niños 2015 Misa niños2 2015 oración TAIZÉ2 2015 oración TAIZÉ3 2015 paella SPP4 2015 paella SPP72015 brindis SPP1 2015 paella SPP24

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En estos días previos a la Navidad la agenda se va llenando y los actos se van superponiendo de forma que nos cuesta poder encajar todas las actividades, comidas, celebraciones,…..
En nuestra Parroquia, además de los tradicionales actos de estos días, se añade este año la acogida que la ciudad de Valencia desea realizar a los miles de jóvenes de toda Europa que llenarán la ciudad este fín de año con sus oraciones y canciones al estilo de Taizé.
El pasado domingo 13 nos acompañó el hermano Jean Patrick, originario de la India, en la oración que realizamos en la Parroquia. La experiencia de las dos oraciones anteriores se notó en el ambiente que llegamos a vivir.
El mismo domingo y unas horas antes, un centenar de parroquianos compartíamos la paella solidaria que, como todos los años, organiza CONCORDIA en los día previos a la Navidad; una manera fraternal de compartir buenos momentos y, a la vez, recaudar una pequeña ayuda que seguro ayudara en los muchos frentes que tiene en marcha la fundación.
Por último comentar el festival de Navidad y la misa de niños que tuvo lugar y que disfrutaron los más peques de la parroquia.
Y seguimos los próximos días con más actividades y celebraciones. Consultad la agenda!!!