La paella es preludio de Navidad

En la Parroquia tenemos la suerte que, para saber que se acerca la Navidad, no es necesario mirar los anuncios de televisión, los escaparates de los comercios o la decoración de las calles. Basta con atender la invitación a compartir una paella solidara.

En efecto, la festividad de San Pedro Pascual es la antesala de la Navidad y en esa fecha, como cada año, convocados por los entusiastas colaboradores de la Fundación Concordia, nos hemos reunidos a comer unas raciones de paella en el comedor del Colegio. La recaudación neta, ya se sabe, va destinada a la Fundación.

Este año, tras la misa patronal y el aperitivo, fuimos noventaitantas bocas, con noventaitantas cucharas que dimos cuenta de noventaitantos platos de paella, servidos amorosamente por “jóvenes” voluntarios de Concordia. Las bebidas, los postres- por cierto, deliciosas las mandarinas-, los cafés y las infusiones estuvieron en su punto.

Como estuvieron en su punto los alegres cantores que se arrancaron con los villancicos más tradicionales. Había que ver al P, Dominique jaleando a los peces que beben en el río…, ante la mirada complacida del P. Javier y la sonrisa de todos los reunidos.

Gracias, de verdad, a los colaboradores de Concordia que se esfuerzan cada año en organizar esta comida con motivo de la fiesta de S. Pedro Pascual.

Ahora vamos a por la celebración Penitencial, la cena de Navidad, la Misa del gallo, el chocolate de madrugada, etc..¡Animo, que no decaiga la fiesta!, …que son días para compartir.

Nota: En otro lugar de este blog podrás ver las fotos de la comida. Pueba en este enlace

 

 

Anuncios

Ascensión al Monduber

MONTDUBER01 MONTDUBER12 MONTDUBER30Este año hemos comenzado con renovados ímpetus y la intención de realizar, al menos, una excursión programada por mes. Para abrir boca, una vez liquidadas las sobras de turrón y dulces navideños, nos propusimos subir a la cima del Monduver.Quedamos como siempre en la puerta de la “Parro”, pero algo más tarde, para complacer la pereza de quienes siempre esperan la llegada del domingo para dormir un poco más. Todos fuimos bastante puntuales y a poco más de las 8,30h ya estábamos de viaje hacia Gandía y Barx.  El comienzo de la excursión era desde el Centro de Interpretación de la Cueva del Parapalló, pero acabamos en el pueblo y dejamos un coche allí para evitarnos retroceder andando un par de kilómetros largos para recogerlos.Sobre las 10h empezamos la caminata por una cómoda pista en ascensión, que abandonamos justo cuando giraba a la derecha en descenso. Ya estábamos cerca del collado de Rafela, junto a la peña Negra, al que se asciende por una senda más empinada. En el collado se abre una preciosa vista hacia el litoral entre las playas de Tavernes y Gandía, y con ese fondo, nos sentamos a almorzar, en un lugar soleado y resguardado del molesto aire frío que soplaba. Cada uno compartió alguna cosa, pero como siempre, la estrella fue a los postres, con el bizcocho de chocolate de Sacri. Reanudamos la marcha por una senda exigente y en continua subida, con algún puñetero escalón, que, aun tomándolo con calma, hizo mella en más de uno. Hasta Roco, el perro, pasó alguna dificultad. De todas formas, era obligado hacer de vez en cuando un descanso, para admirar el bonito paisaje, que a medida que tomábamos altura se iba descubriendo, con una vista integral de todo el golfo de Valencia.
Alcanzados los 827m de altitud de la cima del Monduver, plagada de antenas y tras localizar algunos hitos geográficos de la amplia vista, iniciamos el descenso por la pista hormigonada que facilita el acceso a los vehículos de mantenimiento de las instalaciones, hasta el collado de Les Bigues, por donde la pista toma la ladera sur, para descender hasta la carretera de La Drova. Nosotros teníamos que continuar más o menos cresteando, pero aquellos que habían sufrido más en la subida, decidieron bajar por la pista, acortando así el recorrido. Eran ya las 13h y quedaba más de la mitad del recorrido.
La ruta estaba bien marcada pero la pintura un poco descolorida, aun así, no había mayor problema en seguirla, ayudados de algunos postes indicadores y del GPS. El piso era bastante pedregoso, con roca lapiaz cortante, debido a la erosión, pero las vistas eran preciosas, a uno y otro lado de la montaña, disfrutando largo rato de ellas, por circular casi siempre por la propia cresta.
Más adelante nos asomamos por el Forat de La Drova, una ventana colgada del precipicio, con bonitas vistas. Luego tuvimos la oportunidad de subir al pico Penyalba (772m), pero lo avanzado de la hora nos aconsejó no hacerlo, rodeándolo por la ladera norte, aun así, pasamos por las cimas de El Puntal de la Font Nova y de Les Aligues, ambas de menor entidad. Cuando nos asomamos al valle de Barx, se iniciaba el vertiginoso descenso final, pasando en las primeras revueltas por la Cueva de la Galera, que es un gran abrigo, que no parece tener mucha profundidad.
Ya en la parte más baja, la senda se dulcifica y finalmente desemboca en la carretera a pocos metros de Barx, dirigiéndonos sin dudar al restaurante donde nos esperaban hambrientos los que acortaron la etapa. Terminamos sobre las 15,30h y dimos buena cuenta de la comida y sobre todo, de la bebida.
Un día excelente, en un principio algo fresco por el viento, pero al final casi veraniego con temperaturas rondando los 20º en pleno invierno. Los expedicionarios quedaron encantados, aunque con agujetas, pero con ganas de volver a salir.
PARA VER LAS FOTOS DE LA JORNADA PINCHA AQUÍ 

 

Adios a nuestro párroco Antonio – Las lágrimas derramadas eran un 10% agua y un 90% cariño y fraternidad.

PINCHA AQUI PARA VER LAS FOTOS DE LA DESPEDIDA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotos de la Misa de despedida de P. Antonio con Caminando juntos (4) Fotos de la Misa de despedida de P. Antonio con Caminando juntos (17)Tras dos años de conducir pastoralmente esta comunidad parroquial de San Pedro Pascual, a nuestro párroco Antonio Fernández Cano no se le ha ocurrido otra cosa que decirnos “adiós”, o sea, que se va. El domingo 31 de Enero lo despidieron niños y familias en la misa de 11,30, misa en la que disfrutaba él y sonreían los niños y disfrutaban los adolescentes y jóvenes de “Caminando juntos”, con sus celebraciones, cantos, diapositivas, ocurrencias y movimientos cadenciosos al ritmo de la música. Las lágrimas derramadas eran un 10% agua y un 90% cariño y fraternidad. Luego, a las 12,30, sin tiempo para reponerse del todo, tocó el turno a los mayores. Más cantos, más lágrimas y pañuelos y un saco de corazones que peligraban romperse mientras se prodigaban los abrazos y achuchones, tantos que no cabían en la hermosa maleta que la comunidad parroquial le regaló para sus viajes. Pudimos disfrutar de un agradable vídeo dedicado a nuestro párroco Antonio, amenizado con dos canciones muy apropiadas para el momento. Le espera Mallorca, el santuario de Lluc, donde continuará ejerciendo de misionero mientras tratará de sustituir la deliciosa horchata valenciana por la ensaimada mallorquina y el “tumbet”. Que los Sagrados Corazones te ayuden en tu vida de entrega misionera.
JE

Comienzan los actos navideños

2015 catequesis Navidad1 2015 catequesis Navidad6 2015 Misa niños 2015 Misa niños2 2015 oración TAIZÉ2 2015 oración TAIZÉ3 2015 paella SPP4 2015 paella SPP72015 brindis SPP1 2015 paella SPP24

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En estos días previos a la Navidad la agenda se va llenando y los actos se van superponiendo de forma que nos cuesta poder encajar todas las actividades, comidas, celebraciones,…..
En nuestra Parroquia, además de los tradicionales actos de estos días, se añade este año la acogida que la ciudad de Valencia desea realizar a los miles de jóvenes de toda Europa que llenarán la ciudad este fín de año con sus oraciones y canciones al estilo de Taizé.
El pasado domingo 13 nos acompañó el hermano Jean Patrick, originario de la India, en la oración que realizamos en la Parroquia. La experiencia de las dos oraciones anteriores se notó en el ambiente que llegamos a vivir.
El mismo domingo y unas horas antes, un centenar de parroquianos compartíamos la paella solidaria que, como todos los años, organiza CONCORDIA en los día previos a la Navidad; una manera fraternal de compartir buenos momentos y, a la vez, recaudar una pequeña ayuda que seguro ayudara en los muchos frentes que tiene en marcha la fundación.
Por último comentar el festival de Navidad y la misa de niños que tuvo lugar y que disfrutaron los más peques de la parroquia.
Y seguimos los próximos días con más actividades y celebraciones. Consultad la agenda!!!

Bienvenida a Dominique

“Quiero ser mensajero de la bondad de Dios y ocuparme a alegrar la vida a cuantos me rodean”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como sabéis, hay un nuevo hermano en nuestra comunidad y pensamos que la mejor manera de conocerlo es reproducir las líneas que se han publicado en nuestro boletín.
“Mi nombre es Tuyisenge Dominique Savio, misionero de los Sagrados Corazones, nativo de Rwanda, un pequeño paraíso en el Corazón de África llamado ‘país de miles Colinas’. Desde su clima agradable a lo largo del año, sus innombrables ríos y lagos de agua dulce, sus bosques naturales y su fauna, hasta sus habitantes alegres y acogedores, todo ello hace de Rwanda un país maravilloso. A pesar de los graves problemas y tragedias que atraviesan nuestra historia somos un pueblo creyente que lucha con esperanza.
Acabo de incorporarme a la Comunidad de Valencia y estoy dispuesto a emprender esta nueva aventura junto con mis cinco hermanos de Comunidad (los PP. Francisco Javier Anaut, Francisco Javier Elcano, José Ramón Osaba, Juan Gea Pérez y Antonio Fernández Cano), los feligreses de la Parroquia San Pedro Pascual y con todo el personal del Colegio San Pedro Pascual. La hermandad es el mayor bien de los seres humanos. Primero quiero aportar mi persona a es-ta nueva misión, sumar en el mismo proyecto congregacional de ser “oasis” y “competente socorro” para los pueblos que servimos. Quiero traer mi granito de arena para la construcción de un mundo mejor. Tengo el objetivo de ser solidario en las luces y las sombras que todos gozamos y sufrimos. Ser prójimo y manifestar a los que trataré cada día que su vida me importa. Quiero ser mensajero de la bondad de Dios y ocuparme a alegrar la vida a cuantos me rodean; emprender junto con ellos el camino de la vida y resolver diariamente con ellos la tarea de vivir. Deseo poner todo lo que tengo en lo mínimo que hago.
Mi deseo es intentar vivir la vida de todos los días, tan ordinaria y tan común, desde el amor. Vivir apoyado en el Dios de Jesús de Nazaret que “hace salir su sol sobre los malos y buenos, y llover sobre justos e injustos” (Mt 5,45). Quiero dejarme llevar por los latidos del corazón para derri-bar las falsas murallas que separan a la gente. Quiero vivir como un peregrino que tiene el Reino como meta. Ojala que nos ayudemos mutuamente a avanzar en este camino de la verdadera felicidad.
Cordialmente, Tuyisenge Dominique, msscc