La paella es preludio de Navidad

En la Parroquia tenemos la suerte que, para saber que se acerca la Navidad, no es necesario mirar los anuncios de televisión, los escaparates de los comercios o la decoración de las calles. Basta con atender la invitación a compartir una paella solidara.

En efecto, la festividad de San Pedro Pascual es la antesala de la Navidad y en esa fecha, como cada año, convocados por los entusiastas colaboradores de la Fundación Concordia, nos hemos reunidos a comer unas raciones de paella en el comedor del Colegio. La recaudación neta, ya se sabe, va destinada a la Fundación.

Este año, tras la misa patronal y el aperitivo, fuimos noventaitantas bocas, con noventaitantas cucharas que dimos cuenta de noventaitantos platos de paella, servidos amorosamente por “jóvenes” voluntarios de Concordia. Las bebidas, los postres- por cierto, deliciosas las mandarinas-, los cafés y las infusiones estuvieron en su punto.

Como estuvieron en su punto los alegres cantores que se arrancaron con los villancicos más tradicionales. Había que ver al P, Dominique jaleando a los peces que beben en el río…, ante la mirada complacida del P. Javier y la sonrisa de todos los reunidos.

Gracias, de verdad, a los colaboradores de Concordia que se esfuerzan cada año en organizar esta comida con motivo de la fiesta de S. Pedro Pascual.

Ahora vamos a por la celebración Penitencial, la cena de Navidad, la Misa del gallo, el chocolate de madrugada, etc..¡Animo, que no decaiga la fiesta!, …que son días para compartir.

Nota: En otro lugar de este blog podrás ver las fotos de la comida. Pueba en este enlace