Nueva jornada de senderismo. Chelva: Peña cortada – Ruta del Agua

Copia de IMG_9568Los partes meteorológicos anunciaban ya la definitiva llegada del invierno, aunque aún quedaba un mes, con la entrada de una ola de frío, pero eso no nos amedrentó. La verdad es que no hizo demasiado frío.
Llegamos a Chelva sobre las 9h de la mañana y nos pusimos enseguida de camino seis senderistas y Roco (el perro). No tardamos mucho en quitarnos la ropa de abrigo. Sobre las 10h ya estábamos disfrutando del precioso paraje del conjunto de Peña Cortada, un acueducto romano excavado en la roca, con espectacular puente sobre la rambla de Alcotas, construido con la piedra extraída de una “peña cortada” por los propios romanos, que da paso a una sucesión de túneles con ventanas abiertas al barranco. Otra excepcional obra de la ingeniería romana, que siempre nos sorprende por su antigüedad. Al parecer, pretendía llevar agua hasta Edeta (Lliria), pero no llegó a terminarse.
A la salida de los túneles nos sentamos a almorzar, mientras iban llegando oleadas de senderistas provenientes de Calles, en sentido contrario al nuestro. Tras el cafelito y la mistela, continuamos la ruta, descendiendo por un espectacular sendero muy bien preparado, que nos llevaba hasta el fondo de la garganta de la rambla de Alcotas, por donde discurría el agua, para sorpresa nuestra (en estos tiempos es difícil ver una rambla con agua). Cruzamos el cauce varias veces y poco a poco se fue ensanchando la garganta, hasta desembocar en el río Tuejar a su paso por Calles. Tomamos el río aguas arriba, sin cruzarlo, por un paseo, apacible ahora, pero que denotaba visibles huellas de una buena riada, fruto de un temporal ocurrido al mes anterior. Es el comienzo de la Ruta del Agua, que conduce de nuevo hasta Chelva.
La Ruta del Agua esconde muy bellos parajes fruto de la erosión y la fuerza del río, que ha sido aprovechada en tiempos pasados para la explotación de molinos y fábricas de luz, cuyos restos se pueden ver a lo largo del recorrido. Llegando a Chelva hay un área de recreo en el lugar llamado Molino Puerta y un poco más adelante la Playeta, donde los chelvanos toman el baño en verano.
Finalmente acometimos la dura pendiente que asciende hasta Chelva e hicimos un bonito recorrido por las callejas de los barrios árabe, morisco y judío, pasando por la plaza y su impresionante iglesia. Terminamos con una suculenta y reparadora comida en el Restaurante los Pacos.
Copia de IMG_9592 Copia de IMG_9630 Copia de IMG_9650 Copia de IMG_9653  P1200500 P1200502 P1200505 P1200516 P1200522 P1200536 P1200541 P1200543 P1200554
P1200493

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.