Senderismo al Nacimiento del río Palancia

20151018_132442 IMG_5352 IMG_5366 IMG-20151018-WA0002 IMG-20151018-WA0003
IMG-20151018-WA0007 IMG-20151018-WA0015 OMIMG_20151018_095113
Ayer disfrutamos de un excelente día de senderismo por la cabecera del río Palancia en Bejís, primero paseando junto al río entre cascadas, saltos de agua y pozas que invitaban al baño, en medio de una bonita arboleda adornada de los colores del otoño donde disfrutando del almuerzo y después accediendo desde el barranco que da origen al río, pasando por un estrechísimo desfiladero, hasta llegar al propio nacimiento del Palancia.
Habíamos quedado en la puerta de la Parroquia a las 8h de la mañana 11 personas, pero a última hora nos fallaron 3 y nos fuimos hacia Bejís, repartidos en dos coches. Más tarde acudió otro coche con dos niñas de corta edad, que, aunque no hicieron todo el recorrido, también disfrutaron del día. Iniciamos la marcha sobre las 9,45h, desde la Fuente de los Cloticos, bajando hasta la orilla del río, donde hay una preciosa cascada y lugar para el baño, pero aunque la claridad de las aguas invitaba a ello, la temperatura ambiente era de unos 17º, así que, tras las pertinentes fotos, seguimos paseando aguas abajo, hasta un lugar donde cruzamos el río, para lo cual nos cambiamos las botas por las chanclas que llevábamos. El agua estaba a una temperatura ideal para el caso y fue un verdadero placer. Al otro lado había una mesa de piedra con bancos, bajo un nogal y allí disfrutamos del bocata del almuerzo y de alguna que otra nuez. Reanudamos el camino, ahora río arriba, hacia el poblado de El Molinar, pasando por el nacimiento de La Mina, detrás del camping los Cloticos, donde pasaban unos días un grupo de chavales que estaban más adelante practicando la tirolina.
El Molinar es un pequeño caserío que han rehabilitado, donde te puedes hospedar, ideal para grupos. Desde allí nos metimos en harina, acometiendo una senda de pendiente media, pero que de vez en cuando dejaba de ser tan “media”, con el consiguiente resoplar de más de uno, pero que tenía el premio final de un mirador sobre la garganta del río, que valía la pena. Desde allí se iniciaba un corto pero vertiginoso descenso hasta el barranco que da origen al río, del cual solo recorrimos los últimos 500m, de los más de 3.000 que tiene. El recorrido por el barranco (por supuesto, sin agua) era precioso, entre rocas horadadas por las corrientes, árboles de múltiples colores otoñales y vertiginosas paredes a un lado y otro. Cada vez se estrechaba más hasta llegar a un punto en que se convierte en un estrecho desfiladero entre 1m y 2m de ancho y altísimas paredes, con alguna poza (menos de las que serían deseables, por la escasez de lluvias), que había que ir sorteando y evitando deslizarse por las resbalosas rocas. Cuando el desfiladero se ensancha de nuevo, ya encontramos el nacimiento del río, que fuimos acompañando hasta llegar a la pista forestal que en unos 3 km, nos dejó en el punto de partida. A mitad de la pista nos estaban esperando los que llegaron en el tercer coche con las niñas y que nos habían traído la comida, de la que disfrutamos al aire libre en el acogedor área de recreo de la Fuente de los Cloticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.