¡Qué bueno el pan con aceite!

El Viernes 6 de Febrero, como en muchas otras parroquias, tuvimos la Cena del Hambre.

Unos cuantos amigos de nuestra Comunidad, con nuestros dos queridos sacerdotes, estuvimos alrededor de una mesa en los salones parroquiales.

Un breve vídeo sobre Manos Unidas sirvió de introducción.

Se habló sobre las experiencias vividas en “tierras de misiones”. La indigencia de pueblos lejanos. La soledad en la Patagonia. Los aglomeraciones en barrios  marginados, carentes de cualquier servicio.

Se habló de las estadísticas de la pobreza. De poblaciones perseguidas.

Se habló de iniciativas de la Iglesia Católica para ayudar a combatir la pobreza.

Y se habló de los preceptos de ayuno y abstinencia que aprendimos de pequeños. Ayuno y abstinencia, palabras cuyo significado desconocen ya las jóvenes generaciones. ¿En desuso por innecesarias?. ¿Cómo hemos podido dar, en sólo una generación, tal vuelco a la escala de valores, que han desaparecido palabras como sacrificio, virtud, renuncia,…?

Cerramos con una colecta para Manos Unidas

Cada uno comió del pan que había llevado. Pan tierno, del tipo que cada uno apeteció y en la cantidad que quiso. El aceite de oliva, servido en una típica alcuza de vidrio, era bueno. La sal, refinada. El conjunto estaba exquisito. Creo que no pasamos hambre.

Fuera hacía frío. Dentro teníamos estufa. No éramos indigentes.

Seguramente, como en muchas otras parroquias.

Anuncios

Un pensamiento en “¡Qué bueno el pan con aceite!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.